Bombones de queso de cabra y mermelada de vino


Cuando hemos visto esta receta hemos sentido la necesidad de probarla, compartirla y difundirla porque realmente tiene una pinta estupenda. Son bombones de queso de cabra y mermelada de vino, una receta extraída de la web www.mamapapillon.com, elaborada además con un endulzante bajo en calorías. Sin duda una propuesta más que interesante para incluirla en el menú de Navidad. A continuación os copiamos la receta del post original, sin modificaciones, tal y como mandan los derechos de autor. :)

Allá va:

Mermelada de vino tinto:

  • 400 ml vino tinto

  • 100 gr endulzante Truvia o Stevia

  • 13 gr preparado en polvo para cobertura de tartas (gelificante)

Bombón de queso:

  • 200 gr queso cabra o un rulo individual pequeño

  • 60 gr crocanti de almendra

  • Mermelada de vino

Preparación:

Mermelada de vino tinto:

  1. Ponemos en un cazo el vino y lo ponemos a fuego medio.

  2. Mientras el vino coge temperatura, mezclamos en un recipiente los 100 gr de Stevia o endulzante Truvia con los 13 gr del preparado en polvo para cobertura de tartas*.

  3. Antes de que el vino comience a hervir, incorporamos la mezcla anterior y removemos de forma constante hasta que hierva. Veréis como espesa rápidamente. Retirar del fuego.

  4. Metemos la mermelada en tarros de cristal (yo utilicé dos pequeños) y la dejamos enfriar. Os recomiendo que la conservéis en la nevera.

* El preparado en polvo para cobertura de tartas lo uso como espesante-gelificante para que la mermelada tenga la textura correcta. He probado con gelatinas y otros gelificantes pero el resultado no es el mismo. Si utilizáis la misma marca que yo (Belbake, LIDL), veréis que el paquete es de 12 gr, y necesitáis 13 gr. Ese gramo de diferencia es equivalente a una cucharadita rasa de postre, por lo que necesitareis dos sobres del preparado.

Bombón de queso de cabra:

  1. Primero hay que eliminar la corteza dura del queso de cabra, sin quitar la capa cremosa que hay justo debajo.

  2. Deshacéis los 200 gr de queso en un recipiente y lo trabajáis bien hasta conseguir una masa homogénea de queso.

  3. Cogéis unos 12 gr de queso y le dais forma redonda, hasta que quede una bola bien compacta.

  4. Llenáis una manga pastelera con la mermelada de vino.

  5. Con ayuda de un palillo de cocina o similar, haces un agujero en la bola de queso y lo rellenáis con la mermelada. Para tapar el pequeño agujero por donde hemos rellenado la bola, colocamos un poco de la masa de queso y, de nuevo, le dais la forma redondeada.

  6. Finalmente pasáis la bola de queso por el crocanti de almendra.

  7. Conservar en la nevera hasta la hora de servir para que los “bombones de queso” tenga una consistencia más sólida. ¡Listo!

Notas:

  • El vino tinto puede ser el que más os guste, si es afrutado mejor.

  • El endulzante Truvia que utilicé es tipo “azucar, pero también lo podéis encontrar en otros formatos en el supermercado.

  • El preparado en polvo para cobertura de tartas que utilicé para espesar la mermelada es de la marca Belbake, de LIDL. No sé si el de otras marcas lleva la misma composición (almidón, gelificante, acidulante), pero me imagino que también os pueda servir.

  • Tanto el queso de cabra como el crocanti de almendra los compre en Mercadona. Por supuesto, podéis sustituir el crocanti por pistachos o cualquier otro fruto seco que os guste.