Cómo limpiar la encimera de tu cocina


 

 

Hay encimeras de muchos materiales distintos y cada una requiere un mantenimiento diferente. Hoy os vamos a hablar de las necesidades y los cuidados que requiere cada tipo de encimera para mantenerlas en perfecto estado.

 Las encimeras de mármol son muy vistosas y bonitas, pero también muy delicadas. Es aconsejable limpiarlas con un jabón neutro y evitar otros limpiadores naturales como el limón o el vinagre.

Las encimeras de granito son muy resistentes, y la mejor opción casera para limpiarla es con agua con bicarbonato. Límpiala durante unas horas y luego retira la mezcla con un paño suave.

 Las encimeras de madera son realmente bonitas, pero delicadas y sensibles al calor, por lo que conviene tener cuidado con los recipientes calientes para evitar quemaduras. Para limpiarla es conveniente aplicar cada dos o tres meses un aceite para tapar los poros e hidratarla.

En cuanto a las superficies de acero inoxidable, lo mejor es emplear un detergente neutro y limpiarlo con un trapo suave.  Con este material, también hay que tener cuidado con los materiales abrasivos.

El Silestone,que también es un material muy frecuente en las cocinas actuales, debe limpiarse con agua y detergente con PH neutro. Lo importante es no utilizar lejía porque podría perder brillo.