El cuidado del acero inoxidable en tu cocina


mixer-tap-413745_640

El acero inoxidable está muy presente en todas las cocinas, sobre todo en las más modernas, pero ¿sabemos cómo hay que limpiarlo de forma correcta para que se conserve mejor?

Electrodomésticos, cacerolas, fregaderos, utensilios varios… si echamos un vistazo a nuestra cocina veremos todo lo que hay de este material a nuestro alrededor. Por suerte, no es un material poroso por lo que su limpieza es fácil al igual que su desinfección.

Una de las manchas más frecuentes es la de los dedos en las puertas de los electrodomésticos. Para quitarlos, es suficiente pasar por la superficie una bayeta de microfibra. Si la mancha se resiste, también puedes pasar un paño con jabón de fregar y la superficie quedará como nueva.

Las manchas de cal también son muy frecuentes, especialmente en la zona del fregadero. Existe un remedio casero infalible para estas manchas: un vaso de agua con un chorro de vinagre.

Como ya hemos comentado, el acero inoxidable es muy fácil de limpiar, pero también tienes que tener en cuenta que utilizar algunos productos puede dañar la superficie. No uses lejía, ni limpiadores abrasivos que puedan afear la superficie, y por supuesto, evita a toda costa utilizar estropajos que puedan rayar la superficie (salvo cuando se te quede la comida pegada en una cacerola, que ahí no hay otro remedio.)