El uso de los posos del café


Seguro que has escuchado más de una vez que puedes utilizar los posos del café para múltiples usos y que no debes tirarlos. Vamos a recordarte algunas de las utilidades más conocidas para dar uso a los restos del café.

Uno de los usos recomendados tiene que ver con la belleza, y es que están indicados para exfoliar tu rostro mediante movimiento circulares. Eso sí, no frotes muy fuerte para no dañar la piel.

También puedes utilizarlos para quitar los malos olores del frigorífico, poniendo un plato hondo con los posos dentro, pero además, también es capaz de absorber los olores de los alimentos. Si has estado cocinando con cebolla o con alimentos que dejan un fuerte olor, prueba a lavarte las manos con los posos del café. El olor se eliminará por completo.

Otra de las utilidades destacadas es la de cuidar el jardín, ya que actúan como un potente fertilizante para tus plantas, así que ya no tienes excusa para tener un bonito jardín.

También puedes utilizarlos con otros fines. Por ejemplo, mete los posos en una bolsita, haz un nudo, y ahí puedes clavar tus agujas y alfileres para que no se te pierdan.
¿Algún otro uso que se nos haya escapado?