Los electrodomésticos eficientes son claves para el ahorro


Los electrodomésticos eficientes ahorran energía y por lo tanto, además de ser más sostenibles con el medio ambiente, ayudan a economizar las facturas. Si tienes un electrodoméstico antiguo, de más de 15 años, el ahorro de comprar uno nuevo con clasificación A+++ es bastante importante, de hecho, el ahorro podría rondar los 170 euros anuales en el caso de un frigorífico combi, por poner un ejemplo.

Este ahorro se produce desde el momento de la instalación, por lo que la amortización del electrodomésticos es muy rápida.

ANFEL, la patronal que agrupa a los fabricantes de línea blanca, ha elaborado una tabla en la que se pone de manifiesto el ahorro medio obtenido al sustituir un electrodoméstico antiguo por uno con categoría eficiente, unos ahorros que son realmente significativos y que puedes ver en el siguiente enlace: AHORROS_MEDIOS_ANUALES

La modernización de los aparatos y el desarrollo de la tecnología ha favorecido la inclusión en el mercado de electrodomésticos que ya no son un lujo. Es el caso del aire acondicionado. Si dispones de un aparato con varios años, es probable que te plantees seriamente el número de horas que lo vas a tener puesto al día, pero los nuevos dispositivos suponen un ahorro de hasta el 80 por ciento del consumo respecto a los aparatos de hace unos años.

Por último, debes saber que los electrodomésticos que llevan la certificación energética son las lavadoras, frigoríficos, lavavajillas, secadoras, congeladores, vinotecas, hornos, campanas, televisores, aires acondicionado y aspiradores.