Mantén tu cocina impecable con estos hábitos


 

La cocina es un espacio de trabajo que conviene tener limpio porque facilita mucho la tarea de cocinar. Para ello, conviene seguir una serie de pautas, que de hacerlas con asiduidad, nos permite mantener la cocina impecable.

Uno de los primeros pasos a seguir es el no dejar nunca los platos sobre la encimera.  Dejar la comida sobre la encimera hace que tengamos siempre dejemos un espacio de suciedad en la cocina y que de la impresión de estar desordenada.

Otra de las reglas de oro, es la de no tener a la vista electrodomésticos que no usamos, porque lo único que conseguirás es masificar tu cocina y que te resten espacio de trabajo, y que los aparatos se llenen de polvo, así que lo mejor es que los tengas guardados.

Limpia diariamente el suelo. Es vital para que no se acumule la suciedad y no tendrás que esforzarte eliminando suciedad acumulada.

Otra de las pautas a seguir es la pasar los paños limpios por todas las superficies de la cocina. Puedes hacerlo a primera hora de la mañana, para evitar la acumulación de polvo, o a última hora de la noche.

Limpia los muebles con cierta frecuencia, esto te servirá para tener una cocina de lo más confortable y bien perfumada.

Por último, limpia el horno al menos una vez cada dos meses. Incluso aunque no lo hayas utilizado frecuentemente, esta tarea servirá para eliminar el polvo acumulado en este electrodoméstico y tendrás la certeza de que cocinas en un horno totalmente limpio.