Microsoft veta la clave 123456


 

La contraseña 123456 es la más usada del mundo, pero también la más insegura. Numerosas personas acceden a sus cuentas de redes sociales, datos bancarios y cuentas personales con estas claves con el consiguiente riesgo para sus datos confidenciales.

A pesar que desde hace mucho tiempo se viene advirtiendo de la necesidad de utilizar claves más seguras en pro de una experiencia de navegación segura, parece que muchos aún no se han concienciado y siguen utilizando este tipo de claves.

Microsoft ha querido dar un paso más allá en este sentido, y ha tomado una medida drástica: ya no admitirá esta contraseña, ni otras que pongan en riesgo la seguridad de los usuarios, como “pasword1”, etc..

A partir de ahora, cada vez que el usuario deba crear una contraseña nueva, el sistema comparará la lista con las contraseñas más comunes con la propuesta del usuario. Si alguna de las contraseñas coincide, el sistema no admitirá dicha propuesta, por lo que habrá que crear alguna otra un poco más original.