Sandwich de pepino, un clásico inglés perfecto para el verano


 

El pepino es refrescante por naturaleza por lo que en la época en la que el calor aprieta es perfecto para incluirlo en nuestra dieta.

Se trata de un alimento con bajo aporte calórico y pocos hidratos de carbono. Aporta una buena dosis de fibras, y vitaminas A, B, C y E. Es una fuente de agua por excelencia y una unidad de 100 gramos sólo tiene 13 calorías, el 97% es líquido. ¿No es perfecto? Y por si fuera poco, el pepino es una hortaliza muy rica en potasio, hierro, calcio, fósforo y magnesio.

 

Los sandwiches de pepino son un clásico de la merienda inglesa, acompañados de un té. Pero ¿por qué no incorporarlos a nuestra dieta veraniega?

Esta receta tiene muchas variantes pero hoy vamos a daros una idea para que podáis disfrutar de este sandwich en el trabajo, la playa o en cualquier momento.

¿Qué necesitamos?

  • 2 rebanadas de pan de molde blanco

  • Mantequilla salada

  • 1 pepino

  • Zumo de limón

Para prepararlo hay que lavar bien el pepino y quitar la mitad de la cáscara en forma de bandas alternas. Luego lo cortamos en rodajitas muy finas con un cuchillo bien afilado o con un cortador de patatas o de fiambre. Secamos el pepino un poco con la ayuda de papel absorbente.

Después cogemos el pan, le quitamos la corteza si la tiene, y untamos las rebanadas con mantequilla. Ahora ya podemos colocar las rodajas de pepino en el pan. Opcionalmente podemos aliñarlas con unas gotitas de zumo de limón.

Imagen: Life123