Aire Acondicionado


La clave para elegir bien el modelo o sistema de aire acondicionado para tu hogar está en calcular bien la capacidad refrigeradora y calorífica que necesitas.

Cuantas más habitaciones quieras acondicionar, más potencia necesitarás. Como regla general, se suele considerar que una habitación de unos 30 m2 necesita 3.000 frigorías/hora.

El propio aislamiento de la casa o los aparatos eléctricos que estén en funcionamiento pueden condicionar las necesidades refrigerantes o calóricas de la vivienda.

La mayoría de los modelos vienen equipados con bomba de calor, lo que permite utilizar el mismo aparato durante todo el año. Ten en cuenta que el uso de cualquiera de los sistemas de aire acondicionado se registra en la factura de la luz.

Existen diversos sistemas de aire acondicionado:

  • Split o multisplit: se componen de una máquina exterior y una o varias interiores. Son las que ofrecen una mayor capacidad refrigeradora, aunque hay que añadirle el coste de la instalación.
  • Split móvil: se componen de una unidad exterior y de una móvil interior.
  • Monobloque móvil: se componen de una unidad interior móvil, equipada con un tubo de extracción de aire caliente que debe ir al exterior de la vivienda. Son los menos eficientes.