Campanas


Existen 3 modelos de campanas:

  • Decorativas: suelen utilizarse en cocinas de tamaño medio/grande, y son parte de la propia decoración de la estancia. Las más habituales son las de color inoxidable, pero hay muchas combinaciones de colores negro, blanco o cromado y cristal. Dependiendo de la instalación, pueden ir pegadas a la pared o colgadas del techo, para las cocinas dotadas de una isla como zona de trabajo.
  • Convencionales: son las extensibles, y van encastradas en un mueble. Son las más apropiadas para cocinas pequeñas, ya que podemos no se desaprovecha el hueco que deja el tubo de la campana. Generalmente tienen menos potencia que las decorativas, y son más económicas que las decorativas.
  • Grupos filtrantes: son las campanas llamadas “de obra”, que pueden llegar a realizarse a medida.

A la hora de elegir una campana, compara entre varios modelos la capacidad de extracción y el nivel de ruido de cada una de ellas. El precio variará, pero la eficiencia será mayor en los modelos mejor preparados.

Un consejo: para aprovechar al máximo la capacidad de extracción y filtrado de olores de una campana, enciende el aparato a la vez que la placa de cocción, para que la campana trabaje durante todo el proceso de cocinado. Mantén siempre limpios los filtros. Puedes utilizar el lavavajillas.