Frío


A la hora de elegir el aparato frigorífico para tu cocina, es importante tener en cuenta algunos factores para sacar el máximo rendimiento al aparato:

  • Los frigoríficos de 2 puertas que disponen del congelador en la parte superior, suelen contar con un único motor, con lo cual, la capacidad de congelación es inferior a otro tipo de frigoríficos, ya que el compresor trabaja tanto para la zona frigorífica como para el congelador.
  • Los llamados combis (frigorífico en la parte superior y congelador en la inferior) habitualmente tienen 2 compresores, lo cual facilita las labores de congelación y descongelación.
  • Es aconsejable dejar espacio suficiente en los laterales y parte superior de cualquier frigorífico para no entorpecer el sistema de ventilación del aparato. Piensa bien la ubicación del frigorífico antes de realizar la compra.

También es aconsejable elegir frigoríficos con sistema No Frost, que evita la creación de escarcha.

Los fabricantes de electrodomésticos cada vez sacan más partido al espacio de los frigoríficos, incorporando, por ejemplo, dispensadores exteriores de cubitos de hielo y agua. Y en caso de tener espacio en la cocina (y una familia grande), son ideales los conjuntos side by side, que combinan un frigorífico y un congelador, ambos del mismo alto y ancho, duplicando así la capacidad de los mismos.

Recuerda siempre que un aparato de alta clasificación energética (A) te ayudará a ahorrar en tu factura de energía, y además, colaborarás en el respeto al medio ambiente. Por ejemplo, un frigorífico de clase A+++ puede llegar a ahorrar 3 veces la diferencia del precio de compra de un frigorífico de clasificación inferior.