Lavado


Las principales características de una lavadora son las revoluciones por minuto (r.p.m.) y la capacidad de lavado. Debes tener en cuenta que cuantas más r.p.m. tenga la lavadora, menos húmeda saldrá la ropa después del lavado. Por otro lado, las lavadoras de más capacidad son ideales para familias de muchos miembros, siempre que se utilice a su máximo rendimiento para no gastar más energía de la necesaria.

Para las zonas más húmedas, y en caso de tener espacio, una secadora te facilitará mucho el trabajo en el hogar. En la actualidad la mayoría de las secadoras funcionan por sistema de condensación. Y en caso de no disponer de espacio, las lavasecadoras son máquinas todo en uno: lavado + secado, teniendo en cuenta que la capacidad de secado siempre será inferior a la de lavado.

Recuerda siempre que un aparato de alta clasificación energética (A) te ayudará a ahorrar en tu factura de energía, y además, colaborarás en el respeto al medio ambiente