Lavavajillas


Para elegir un lavavajillas es importante tener en cuenta el número de miembros de la familia y el espacio del que disponemos, ya que no todas las cocinas tienen hueco para un lavavajillas.

Para cocinas más pequeñas, podemos utilizar lavavajillas de 45 cm de ancho, que suelen tener una capacidad entre 8 y 10 cubiertos. Si dispones de espacio suficiente, los lavavajillas de 60 cm de ancho tienen capacidad entre 12 y 14 cubiertos.

Los nuevos modelos utilizan un sistema de detección de detergentes 3 en 1, para aquellas pastillas que contienen detergente, sal y abrillantador, lo cual ayuda al mantenimiento del electrodoméstico.

También resulta muy útil la 3ª bandeja portacubiertos, ya que favorece un lavado más eficaz de la cubertería, además de ganar el espacio que ocupa el cestillo para cubiertos de la mayoría de los lavavajillas.

Recuerda siempre que un aparato de alta clasificación energética (A) te ayudará a ahorrar en tu factura de energía, y además, colaborarás en el respeto al medio ambiente. Además, en el caso del lavavajillas, el gasto de agua por utilización del aparato a carga completa es inferior al lavado a mano.