Trucos para ahorrar energía en la cocina


Gran parte del consumo energético de la casa tiene lugar en la cocina, por eso es importante tener en cuenta una serie de pautas para reducir el consumo al máximo posible.

En el frigorífico es conveniente tener en cuenta que no hay que estar abriendo y cerrando continuamente la puerta porque se gasta mucha energía. También es conveniente descongelarlo con regularidad para que no se forme una capa de hielo que obligue al motor a trabajar más.  Si guardas comida caliente, también contribuirás a un mayor consumo de energía.

En cuanto al lavavajillas conviene llenarlo antes de ponerlo en marcha, y usar el programa económico en caso de que disponga de él.

A la hora de cocinar también hay que tener en cuenta unas recomendaciones.

Elige siempre el tamaño de fuego adecuado a la olla que estás utilizando. Si tienes una cocina vitrocerámica, puedes aprovechar el calor residual para terminar de cocinar tus platos apagándola unos 5 minutos antes de que la comida esté lista.

No estés abriendo la puerta del horno constantemente mientras lo estás utilizando, ya que se escapa el calor y el electrodoméstico debe trabajar más.

Por último,cuando quieras calentar sopas o guisos, o mismo hervir agua, tapa siempre los cazos y ollas.

 

Claves para hacer una buena compra en el supermercado


 

Tener una serie de consideraciones a la hora de ir al supermercado a hacer la compra puede resultar vital de cara al ahorro de algunos euros y hacer una compra realmente efectiva. Se trata de una dinámica que conviene realizar antes de ir a la compra y que te ayuda también a optimizar el tiempo.

1.Revisar la despensa.

Antes de salir de casa es muy importante echar un vistazo a la despensa para comprobar qué es lo que necesitamos.

2. Organizar los menús.

Conviene tener claro lo que vamos a cocinar semanalmente,para saber los alimentos que vamos a necesitar y las cantidades precisas.

3.  Elaborar una lista de la compra.

Escribir los alimentos que necesitamos en una lista es una de las recomendaciones básicas. Nos guían en lo que verdaderamente necesitamos y evita que al llegar a casa nos llevemos la desagradable sorpresa de que nos ha faltado por comprar muchos ingredientes. Elaborar una lista también es importante para ahorrar tiempo en el supermercado, sobre todo si optamos por hacer una lista,y separamos los artículos por categorías.

4. No ir a la compra con el estómago vacío.

Seguro que esta recomendación la has oído cientos de veces, pero es que es totalmente cierto. SI vas a la compra con el estómago vacío, comprarás más productos que realmente no necesitas. Lo ideal es ir al super después de comer o tomar un aperitivo antes.

5. Otros consejos a tener en cuenta.

Es importante consultar la fecha de caducidad para verificar que el alimento se encuentra en óptimas condiciones. A la hora de comparar entre dos productos iguales, hay que elegir el de mayor fecha de consumo preferente.

También es importante verificar que el envase del producto está en perfecto estado y por último hay que tener en cuenta que no hay que colocar carnes y pescados crudos sobre otros productos en el carro de la compra ya que podrían gotear y contaminar otros alimentos.