Los alimentos de diciembre


 El mes de diciembre está marcado por la Navidad y por las comidas copiosas elaboradas con alimentos que no consumimos con mucha frecuencia. Lo cierto es que en esta época del año, conviene tener en cuenta los alimentos de temporada, que nos ayudarán a ahorrar unos euros.
 En el caso de frutas, diciembre es el mes del kaki, la chirimoya, el kiwi, el limón, naranja mandarina, manzana, pera, plátano o la uva.
 En cuanto a las verduras, es tiempo de acelga, ajo, alcachofa, apio, berenjena,brócoli, calabacín, calabaza, cardo, cebolla, escarola, lombarda, puerro, rábano, remolacha, zanahoria, lechuga, nabo, pimiento…
Si nos referimos al pescado y mariscos, es el momento perfecto para consumir almejas, angulas, bacalao, berberechos, besugo, carpa, cigala, dorada, congrio, gamba rosada, salmón, mero, lubina, mejillones, ostras, vieiras, palometa, trucha, salmonete…
 En cuanto a las carnes, diciembre es la mejor época para consumir capón, cerdo, codorniz, conejo, cordero, faisán, gallina, jabalí, liebre, pato, pavo,perdiz, pollo, ternera, vaca y venado.

Alimentos enemigos de la operación bikini


En esta época del año muchos cuidamos más nuestra alimentación para enfrentarnos a la temible hora de ponerse el traje de baño. Miramos más lo que comemos y también intentamos controlar las cantidades, pero a pesar de la etiqueta “light”, hay elementos que conviene tener alejados de nuestro alcance si queremos cuidarnos de cara a la denominada “operación bikini”. ¿Quieres saber cuáles son esos alimentos?

- Galletas de desayuno

Además de tener un gran aporte calórico, también tienen un gran contenido en azúcar, por lo que conviene retirarlas del desayuno, y decir adiós a esa popular costumbre para muchos de tomar un vaso de leche con galletas antes de acostarse.

-Barritas de cereales

Es cierto que son un tentempié mucho más sano que otras opciones, pero suele llevar muchos azúcares y grasas trans, por lo que es mucho mejor sustituir esta opción por un puñado de frutos secos.

- Chocolate

Todos sabemos que el chocolate no es el mejor amigo de las dietas, pero aquí te vamos a dar una alegría. Lo malo no es el chocolate en sí, sino el azúcar, por lo que comer chocolate con mínimo de un 70% de pureza, es un capricho permisible.

- Fiambres refinados

Los alimentos que se refinan, suelen estar llenos de grasas saturadas o de sodio, o lo que es lo mismo, calorías vacías poco saludables.

- Cuidado con las ensaladas

A pesar de ser una de las mejores opciones para las dietas saludables, muchas veces generan justo el efecto contrario. Hay que prestar atención a las ensaladas que ya vienen preparadas en los supermercados porque en ocasiones llevan más aporte calórico del que pensamos, bien sea por sus ingredientes, o por las salsas, de las que siempre conviene mantenerse alejados.