Makis de melón con jamón


Ya está aquí el verano, y estamos disfrutando ( o sufriendo) las altas temperaturas, por eso la playa se postula como uno de los mejores lugares para pasar estos meses de calor. Pero pasar un agradable día en la playa no significa que no podamos llevarnos preparado de casa un excelente aperitivo como estos makis de jamón con melón, o una especie de sushi ibérico.  Aquí va la receta:

  • Ingredientes:

  • 4 lonchas de jamón ibérico,

  • 1 rodaja de melón

  • 1 taza de arroz

  • 2 tazas de agua

  • vinagre para aderezar el arroz.

  • Preparación:

Para hacer esta versión en plan sushi del clásico aperitivo veraniego del melón con jamón, necesitamos tener listo arroz glutinoso o arroz para sushi, que haremos mediante el proceso que os enseñé hace unos días. Una vez tenemos el arroz listo, aderezado y enfriado, no tardaremos más de 10 minutos en tener esta receta para impactar a los nuestros. Forramos una esterilla con plástico de cocina para que no se nos peguen los ingredientes. En lugar de utilizar alga nori para enrollar como en los auténticos makis, colocamos sobre la esterilla dos lonchas de jamón ibérico, de forma que la segunda monte un poco sobre la primera. Extendemos el arroz de sushi sobre las lonchas de jamón sin llegar a cubrirlas del todo. Cortamos una rodaja de melón, le retiramos las pepitas y la cáscara y la cortamos en bastones estrechos. Colocamos dos o tres bastones sobre el arroz dejando que sobresalga un poco por los laterales. Enrollamos nuestro maki de melón con jamón ayudados por la esterilla o makisu. Presionamos para compactar bien el rollo que hemos hecho y procedemos a cortar las porciones, desechando las de los extremos para que queden todas de parecido tamaño. Repetimos la operación con las otras dos lonchas de jamón. Servimos inmediatamente y nos sentamos con los demás o no conseguiremos probarlos, porque desaparecen.

Galleta de Nutella y Coco al microondas


 

¿Quieres una galleta para hacer fácil y rápidamente en el microondas? Hoy os mostramos esta receta de galleta de nutella y coco para hacer en el microondas, que puedes hacer con o sin huevo.

Ingredientes

  • Galleta sin huevo

45 gramos de harina, 30 gramos de copos de avena, 1 cucharada sopera de azúcar moreno, 1 cucharada sopera de azúcar blanquilla, 25 gramos de aceite de coco, una pizca de sal, 100 gramos de Nutella.

  • Galleta con huevo

45 gramos de harina , 30 gramos de copos de avena, 1 cucharada sopera de azúcar moreno, 2 cucharadas soperas de azúcar blanquilla, 25 gramos de aceite de coco, 1 huevo P, una pizca de sal, 65 gramos de Nutella.

Elaboración

Pon en un cuenco la harina, los copos de avena, el azúcar moreno y el azúcar blanquilla. Funde el aceite de coco en el microondas e incorpóralo a los ingredientes anteriores. Añade también la pizca de sal, el huevo (si corresponde) y la Nutella u otra crema de cacao y avellanas.

Mezcla bien con la cuchara, obtendrás una masa densa pero no como para poder darle forma con las manos, así que se debe verter en el plato volcando el cuenco, pero es fácil darle forma redonda.

Cubre un plato apto para microondas con papel vegetal y vierte la masa, déjala con un grosor de un centímetro o menos, e introduce el plato en el microondas a 800w y programa 2 minutos, pueden ser necesarios 20 o 30 segundos más, dependiendo del microondas, del grosor de la masa.

Cuando retires el plato del microondas la masa estará blanda, pero no la toques, sólo déjala enfriar, entonces se endurecerá, aunque cabe señalar que la galleta con huevo queda algo tierna y la galleta sin huevo queda crujiente. Una vez fría puedes trocear la galleta y servirla en el centro de la mesa para compartirla, o tomar un trozo y el resto guardarlo para otro momento.

Receta de gastronomía y cía.

Mug Cake de chocolate y cerezas


La cereza es una de las frutas preferidas de la temporada estival, por su sabor y sus propiedades. Están llenas de antioxidantes que ayudan a prevenir las enfermedades cardiacas, y al contener melatonina, ayudan a regular el sueño.

También previenen a conservar la memoria y su consumo reduce el riesgo de padecer diabetes. Entre sus propiedades también destacan sus beneficios digestivos, ya que son una importante fuente de fibra.

Os proponemos una rica receta en la que la cereza comparte protagonismo con el chocolate: mugcake de chocolate y mermelada de cerezas.

Lo primero de todo, es tener elaborada la mermelada casera de cerezas.

Una vez hecho esto, ya podemos ponernos manos a la obra con la receta:

¿Qué ingredientes necesitamos?

  • 4 cucharadas soperas de harina

  • ½ cucharada de café de levadura química

  • 3 cucharadas soperas  de azúcar

  • 2 cucharadas soperas de cacao en polvo sin azúcar

  • 4 cucharadas soperas de agua

  • 4 cucharadas soperas de aceite de girasol

  • unas gotas de extracto de vainilla (opcional),

  • 1 cucharada generosa de mermelada de cerezas

  • Azúcar glas.

Elaboración

Mezcla en una taza apta para microondas la harina, la levadura, el azúcar y el cacao en polvo. Una vez bien mezclados los ingredientes secos, incorpora los líquidos, el agua y el aceite de girasol, y si lo deseas, un poco de extracto de vainilla. Se puede sustituir una cucharada de agua por una cucharada de licor de cerezas.

Vuelve a mezclar con ayuda de una cuchara hasta obtener una crema densa y homogénea. La taza no debe quedar muy llena, pues durante la cocción aumentará un poco su volumen, así que si no has elegido bien la taza, ahora puedes traspasar la preparación a una más grande.

Incorpora la mermelada de cereza hundiendo la cuchara en el centro de la masa e introduce la taza en el microondas (800 vatios) y programa 1 minuto, dependiendo del microondas el tiempo puede variar ligeramente. La mermelada de la superficie puede empezar a burbujear y la parte superior puede verse cremosa. Deja enfriar.

Receta original: http://gastronomiaycia.republica.com/2015/06/12/mug-cake-de-chocolate-y-mermelada-de-cerezas/

Sanas golosinas


¿Qué mejor golosina que una pieza de fruta? Os mostramos dos propuestas con las que disfrutar de un pequeño placer dulce sin abandonar la comida sana.

 

  • Cucuruchos de Frutas

 

 

Para hacer este postre necesitas conos de helado, 50 gramos de chocolate semi amargo, 1 cucharadita de aceite de coco, y las frutas que más te gusten. El siguiente paso es derretir en el microondas el aceite de coco y el chocolate. Colócalo en un pequeño bowl, y sumerge una parte del cono, para crear un borde y decóralo con lo que prefieras.. Por último se rellena el cono con las frutas, y a disfrutarlo.

 

  • Plátano con chocolate

Para esta sencilla receta solo necesitas pelar el plátano y cortarlo a la mitad. Luego se pone un palo de helado y se mete en el congelador durante algo menos de una hora. Después se sacan y se les echa encima una cobertura de nuestro chocolate preferido y el topping que más nos guste.

Tarta de la abuela: galletas, chocolate y natillas


La tarta de la abuela es una de esas recetas que pasa de generación en generación y que tiene un sabor inconfundible. Galleta, natillas, chocolate… una maravilla para los sentidos, sobre todo el del gusto, así que aquí os dejamos la receta para que la prepares en casa.

Ingredientes:

  • 200 gramos de galletas

  • Leche entera para remojar las galletas y hacer las natillas

  • Azúcar

  • 2 huevos grandes

  • 1 tableta de chocolate

  • 1 sobre para hacer natillas

  • Mantequilla, unos 50 gramos

Preparación

El primer paso para preparar esta tarta es fundir el chocolate y dejarlo enfriar antes de utilizarlo, bien en el microondas o bien a fuego lento. Lo importante es que se haga lentamente para que no se queme.

Lo siguiente es hacer las natillas, que pueden ser caseras o de sobre.Una vez preparadas, en ese mismo recipiente vertemos el chocolate fundido y la mantequilla, y mezclamos todo lo mejor posible.

A continuación, separamos las claras y las yemas de dos huevos. Las yemas se añaden añadir a la mezcla anterior, volviendo a mezclar bien para que se integren junto al resto de ingredientes. Las claras las batimos a punto de nieve, y cuando estén listas las agregamos a la mezcla y removemos de nuevo.

El siguiente paso es coger un recipiente amplio. Echamos  la leche y el azúcar, y lo removemos para que se derrita el azúcar. Ahí se van  remojando las galletas para que se humedezcan, pero lo importante es que no se rompan, así que no hay que empaparlas demasiado.

Después se colocan esas galletas en un molde. Sobre las galletas se echa una capa de la mezcla de natillas y chocolate, que las cubra bien. Después colocamos otra tanda de galletas humedecidas, y después otra capa de natillas chocolateadas, así hasta acabar en una capa de natillas y chocolate.

Luego hay que dejar que el frío haga su trabajo. Dejamos la tarta en el frigorífico hasta el día siguiente para que la tarta cuaje y ya está lista para comer.

¡Buen provecho!

Croqueta de patata rellena de queso fresco


Hoy os proponemos esta receta muy sencilla y con un tiempo de preparación estimado de 15 minutos, así que si quieres darle nuevos sabores a un clásico de nuestra gastronomía, ésta es tu receta.

Ingredientes

  • 1 kilo de patatas cocidas y peladas

  • 190 gramos de queso fresco.

  • 1/4 de taza de crema

  • 2 cucharadas de fécula de maíz

  • 5 cucharadas de perejil finamente picado

  • 2 cucharadas de consomé en polvo

  • 1 taza de pan molido

  • 2 tazas de harina

  • 2 piezas de huevo

  • - 4 tazas de aceite para freír

Preparación

Aplastar las patatas con la mitad del queso fresco, la crema, la fécula de maíz, el perejil y sazonar con el consomé.

Formar bolitas con las manos y rellenarlas con trocitos del queso. Pasar por harina, huevo y pan molido y freír.

Como recomendación, son perfectas para servir acompañando una carne.

Receta de http://www.kiwilimon.com/

Pastel de chocolate Reina de Saba


reina de saba.jpg

Se acerca el Día de la Madre, así que ¿por qué no preparar un delicioso pastel para que tu madre se sienta como una auténtica reina?

Para prepararlo necesitas los siguientes ingredientes:

  • 200 g de chocolate negro

  • 80 g de mantequilla

  • 10 g para engrasar el molde

  • 3 huevos M

  • 125 g de azúcar

  • 40 g de maicena,

  • 75 g de almendra molida,

  • 20 g de cacao en polvo,

  • Granillo de almendra para decorar

Preparación

Derretimos al microondas o al baño maría 150 gramos del chocolate con la mantequilla. Reservamos para que se vaya templando. Precalentamos el horno a 180 grados con calor arriba y abajo.

Con los 10 g de mantequilla restantes engrasamos el molde de 18 centímetros de diámetro.

En un bol echamos los huevos junto con el azúcar y batimos con varillas o batidora hasta que estén espumosos y hayan doblado su volumen. Añadimos la Maizena, la almendra molida fina, el cacao en polvo, y mezclamos.

Agregamos por último la mezcla de chocolate y mantequilla, removiendo hasta que se integre. Vertemos la pasta en el molde y horneamos durante 20 minutos. Dejamos enfriar antes de desmoldar.

Receta de http://www.directoalpaladar.com/

Postres con fresas


Es temporada de fresas y nos encantan, es un fruta que da muchísimo juego para los postres, y a veces con no es necesario dedicar mucho tiempo. Además de su delicioso sabor, tienen una presentación muy vistosa, así que ¿por qué no probar una deliciosa receta de fresas?

La copa de fresas con nata y bizcocho es un postre para los más golosos. Para prepararla necesitarás: 500 gr de fresas, 1/2 litro de nata líquida, 200 gr de azúcar y un bizcocho del sabor que más te guste, en este caso, desde recetin te proponen un bizcocho de limón.

Recetin

Otra idea muy rica es la de yogur natural con fresas. Sólo necesitas un yogur natural, un poco de mermelada de fresa, y unas fresas para decorar.

Recetin

También podemos optar por prepararlas en un batido muy nutritivo. El plátano, la naranja y la fresa, son una combinación perfecta.

Pequerecetas

Cheesecake de tres ingredientes


Una receta de cheesecake con sólo tres ingredientes circula desde hace tiempo por internet y hemos decidido compartirla con vosotros porque el resultado es realmente bueno.

Estos son los ingredientes que necesitas:

  • - 4 huevos (claras y yemas separadas)

  • - 160 g de chocolate blanco

  • - 160 g de queso crema (tipo Philadelphia)

Para la elaboración, lo primero que debes hacer es derretir el chocolate blanco al baño maría, y una vez que esté bien derretido, hay que añadir el queso.

A continuación, hay que agregar las yemas a la preparación y batirlo todo muy bien. El siguiente paso es batir las claras a punto de nieve en otro recipiente.

Una vez hecho esto, se incorporan las claras batidas a la mezcla que elaboramos al principio. Hay que echarlo de forma paulatina e ir mezclándolo para que el resultado sea homogéneo.

Llega el momento de la cocción, y en este caso es importante seguir las siguientes pautas.

En primer lugar, precalentar el horno a 165°C. Luego cogemos un molde y lo rellenamos con la crema, y  lo llevamos al horno.

La cocción debe ser realizarse en tres pasos. En primer lugar, 10 minutos a 165°C, 15 minutos a 155°C y por último 15 minutos con el fuego apagado. Por último solo hay que dejarlo enfriar y retirar del molde.

El uso del aloe vera en la cocina


Desde hace mucho tiempo son conocidas por todos las propiedades del aloe vera para la piel por sus propiedades calmantes y curativas, pero desde hace un tiempo, esta planta también se está haciendo con un lugar en la cocina, y no es para menos.

Las propiedades de esta planta son muchísimas, y es que contiene 19 de los 20 aminoácidos esenciales, 20 minerales, 12 vitaminas, proteínas, resinas protectoras y polisacáridos, entre otros componentes.

Sus propiedades han sido destacadas por reconocidos chefs como es el caso del tres estrella Michelín Quique Dacosta, que lleva años investigando sobre los beneficios y posibilidades de esta planta en la cocina. De hecho, además de sus propiedades nutricionales, tiene también otras cualidades muy valoradas en la cocina como gelificante, estabilizante y emulgente

Es cierto que la planta tiene sabor amargo, por lo que los cocineros recomiendan que antes de su uso, es conveniente que una vez pelado esté en remojo toda una noche, o si se quiere acelerar el proceso, además de añadir una pizca de azúcar o de sal, cambiar varias veces el agua para acabar con el sabor amargo.