Tarta de la abuela: galletas, chocolate y natillas


La tarta de la abuela es una de esas recetas que pasa de generación en generación y que tiene un sabor inconfundible. Galleta, natillas, chocolate… una maravilla para los sentidos, sobre todo el del gusto, así que aquí os dejamos la receta para que la prepares en casa.

Ingredientes:

  • 200 gramos de galletas

  • Leche entera para remojar las galletas y hacer las natillas

  • Azúcar

  • 2 huevos grandes

  • 1 tableta de chocolate

  • 1 sobre para hacer natillas

  • Mantequilla, unos 50 gramos

Preparación

El primer paso para preparar esta tarta es fundir el chocolate y dejarlo enfriar antes de utilizarlo, bien en el microondas o bien a fuego lento. Lo importante es que se haga lentamente para que no se queme.

Lo siguiente es hacer las natillas, que pueden ser caseras o de sobre.Una vez preparadas, en ese mismo recipiente vertemos el chocolate fundido y la mantequilla, y mezclamos todo lo mejor posible.

A continuación, separamos las claras y las yemas de dos huevos. Las yemas se añaden añadir a la mezcla anterior, volviendo a mezclar bien para que se integren junto al resto de ingredientes. Las claras las batimos a punto de nieve, y cuando estén listas las agregamos a la mezcla y removemos de nuevo.

El siguiente paso es coger un recipiente amplio. Echamos  la leche y el azúcar, y lo removemos para que se derrita el azúcar. Ahí se van  remojando las galletas para que se humedezcan, pero lo importante es que no se rompan, así que no hay que empaparlas demasiado.

Después se colocan esas galletas en un molde. Sobre las galletas se echa una capa de la mezcla de natillas y chocolate, que las cubra bien. Después colocamos otra tanda de galletas humedecidas, y después otra capa de natillas chocolateadas, así hasta acabar en una capa de natillas y chocolate.

Luego hay que dejar que el frío haga su trabajo. Dejamos la tarta en el frigorífico hasta el día siguiente para que la tarta cuaje y ya está lista para comer.

¡Buen provecho!

Tarta Sacher


La tarta Sacher es una de las más populares que existen. Su sabor es de los preferidos entre los amantes de la repostería de todo el mundo, pero ¿te atreves a prepararla en tu propia casa?

La tarta Sacher es una típica tarta de chocolate de Austria, esta formada por dos planchas de bizcocho de chocolate separadas por una fina capa de mermelada de albaricoque y recubierta de glaseado de chocolate negro por encima. Este chocolate que cubre la tarta hará que se conserve durante más tiempo.

Ingredientes:

  • 125 gramos de almendras

  • 100 gramos de harina

  • 100 gramos de azúcar glass

  • 100 gramos de azúcar normal

  • 100 gramos de mantequilla o margarina

  • 6 huevos

  • 150 gramos de chocolate (Chocolate fondant o 70 % cacao)

  • 1 sobre de levadura química o polvos de hornear (16 gramos)

  • 1 pizca de sal

Cobertura:

  • 150 gramos de chocolate (Chocolate fondant o 70% cacao)

  • 125 gramos de nata líquida

  • 30 gramos de mantequilla o margarina

Preparación:

Tostamos las almendras, picamos y reservamos. En un cuenco grande ponemos la mantequilla o margarina que debe estar a temperatura ambiente, como una pomada, y con unas varillas batimos y mezclamos bien con el azúcar glass. Fundimos el chocolate al baño maría o en el microondas (una buena opción es hacerlo en la función de descongelación) y agregamos a la mantequilla, mezclamos bien y añadimos las yemas de huevo, una a una, y seguimos mezclando. Incorporamos las almendras picadas y por último la sal, la harina y la levadura. Por último añadimos las claras de huevo que montamos a punto de nieve junto con el azúcar normal y mezclamos con suavidad.

Vertemos esta mezcla en un molde engrasado y horneamos unos 40 minutos a 170ºC. Sacamos y dejamos que se enfríe. Partimos por la mitad y ponemos una capa de mermelada de albaricoque.

Ponemos en un cazo a fuego suave el chocolate con la mantequilla o margarina y la nata y fundimos y vertemos sobre el bizcocho cubriendo la totalidad de éste. Lo guardamos en la nevera aunque lo sacaremos un rato antes de servir para poder disfrutar de todo su sabor.

Receta: http://www.pequerecetas.com/receta/tarta-sacher/

Imagen: http://www.cocinandoconmicarmela.com

Receta de tarta de galletas Oreo


Esta tarta es perfecta para cumpleaños o celebraciones infantiles y muy sencilla de hacer. Además no necesitas horno, así que, ¿por qué no probar a hacerla? Si te gustan las galletas Oreo y la tarta de queso, seguro que esta receta es todo una acierto para ti.

Ingredientes

  • 2 paquetes de galletas oreo de 150 gr

  • 200 gr de queso crema de untar

  • 2 cucharadas de mantequilla

  • 200 ml de leche

  • 200 ml de nata líquida espesa (para montar)

  • 120 gr de azúcar

  • 6 hojas de gelatina en polvo o 1 sobre de gelatina neutra (también se puede usar 2 sobres de cuajada)

Separamos con cuidado las galletas de su relleno. Reservamos los rellenos y 10 o 12 galletas (servirán para la cobertura) y ponemos las demás galletas en una picadora, en la Thermomix o simplemente en un mortero. Hay que triturarlas hasta que queden muy molidas. Las mezclamos con la mantequilla derretida. Ponemos la pasta obtenida en el fondo de un molde desmontable prensando bien para que nos sirva de base.

En un cazo al fuego mezclamos la nata con la leche y el azucar y dejamos que se caliente hasta que casi alcance el punto de ebullición (no debe llegar a hervir).

Hidratamos la gelatina en agua al menos 10 min. Si es en polvo la diluimos en medio vasito de agua. Ponemos en el vaso de la batidora el queso, añadimos la gelatina, el relleno que hemos quitado a las galletas y la mezcla de leche y nata, y batimos para que espume un poco la crema y se mezcle bien.

Con mucho cuidado ponemos esta mezcla sobre la base de oreo sin que se nos levante (vierte sobre una cuchara para que amortigüe el llenado). Llevamos a la nevera una hora para que se vaya cuajando el relleno. Sacamos y cubrimos con el resto de galletas reservadas también trituradas pero con textura más gruesa. Si quieres vuelve a mezclar con mantequilla o con un hilo de sirope de chocolate para que ligue un poquito la mezcla. Cubrimos la tarta como en la foto y volvemos a poner la tarta en la nevera hasta el momento de servir.

Receta: divinacocina.es