Alarga la vida de tu lavavajillas


 A menudo unos malos hábitos pueden ocasionar que acortemos la vida útil de nuestros electrodomésticos. Es el caso del lavavajillas. Un gran aliado que está presente en nuestras cocinas y que hay que usar teniendo en cuenta una serie de consideraciones.

 En primer lugar, es importante colocar siempre los platos al revés, es la mejor manera de hacerlo, y si nuestro lavavajillas no dispone de una función especial, hay que enjuagarlos previamente en el fregadero.

 A la hora de colocar los objetos pequeños y los cubiertos, hazlo siempre en el lugar destinado para ellos, ya que de no hacerlo así, es posible que se bloqueen las piezas giratorias del lavavajillas.

 Asegúrate de eliminar cualquier pegatina que puedan tener los platos o vasos ya que pueden bloquear los filtros, y organiza toda la vajilla al colocarla para que no se obstaculice la rotación del aspersor del agua.

 Otra de las claves a tener en cuenta es que debes utilizar detergente específico para lavavajillas para garantizar un buen funcionamiento.

 Sigue estas recomendaciones y alarga la vida de tu lavavajillas.