El uso de las flores en la cocina


El uso de las flores en la cocina es cada vez más extendido, ya que además de aportar originalidad en la presentación de los platos, realzan su sabor y aportan un aroma muy especial. Una de las cosas que hay que tener en cuenta a la hora de cocinar con flores es que las de las floristerías y viveros no son las más apropiadas, ya que llevan insecticidas y conservantes que no son recomendables.

Las flores más conocidas por su uso en la cocina son las rosas y las flores amarillas de las calabazas, pero también se pueden preparar buenos platos con amapolas, claveles, azahar, crisantemos, malvas, pensamientos, jazmín, gladiolos, salvia o violetas,por nombrar algunos ejemplos. Lo recomendable es consumir sólo las flores bien identificadas y de procedencia segura. Una vez localizadas, se conservan en el frigorífico como el resto de los alimentos. ¿ Quieres ver un ejemplo de estos suculentos platos?

Imagen: www.taringa.net

Imagen: www.hogarutil.com