Trucos de limpieza para la cocina


 

 

Si quieres que tu cocina tenga siempre un brillo reluciente, vamos a dejarte unos buenos trucos que dan muy buen resultado.

Empezamos por la encimera. Si se te ha quedado una mancha reseca, lo mejor que puedes hacer es colocar un paño de agua caliente durante unos 10 minutos, y la mancha se reblandecerá, lo que te permitirá quitarla con facilidad.

El microondas es un electrodoméstico que tiene mucho uso en la cocina. Para dejarlo impecable, basta con poner una rodaja de limón en una taza de agua y ponerlo en marcha durante 3 o 4 minutos. Además de quedar limpio, dejará un olor muy fresco.

Para la tabla de cortar el limón también puede ser tu mejor aliado. Basta con cortar un limón, exprimir el zumo sobre la tabla, y dejarlo actuar durante 20 minutos.  Después enjuaga y verás qué buen resultado.

Las esponjas son una fuente de bacterias si no se limpian con frecuencia. Lo mejor son las nuevas, pero si quieres que las tuyas duren más tiempo, lo mejor que puedes hacer es ponerlas en el microondas durante un par de minutos, y adiós bacterias.
Las cazuelas de vidrio a menudo son difíciles de limpiar, sobre todo si se ha quedado pegada alguna comida. Haz una bola con papel de aluminio, echa detergente, frota… y como nueva.