La tradición de los huevos de Pascua


Se acerca la Semana Santa, la época en la que en muchos lugares es tradicional regalar los conocidos huevos de Pascua. Esta tradición se remonta al siglo IV, ya que en aquella época la Iglesia no recomendaba el consumo de huevos ni lácteos durante la Cuaresma. Como manda la naturaleza, las gallinas seguían poniendo huevos, así que cuando acababa la época en la que no se consumían, había excedente de huevos y por  eso el primer día que podían volver a consumir huevos, el Domingo de Resurrección, era tradición regalar los que hasta el momento no se habían podido consumir.

Así fue naciendo la tradición, y fue a partir del siglo XIII cuando la industria chocolatera empieza a vaciar los huevos y rellenarlos de chocolate. Más tarde fueron llegando otras formas de chocolate, algo muy extendido por ejemplo en Cataluña y Valencia, las zonas de España con mayor tradición en la elaboración de figuras de chocolate en esta época del año.

Como se acerca esta fecha, hemos querido mostraros una selección de huevos de Pascua. ¿Os animáis a hacer alguno de ellos en casa? Hay muchísimas formas de decorarlos.

huevos de pascua.jpg

huevos pascua.jpg

 

Imágenes de Pinterest

La tradición de los huevos de Pascua


Se acerca la Semana Santa, la época en la que en muchos lugares es tradicional regalar los conocidos huevos de Pascua. Esta tradición se remonta al siglo IV, ya que en aquella época la Iglesia no recomendaba el consumo de huevos ni lácteos durante la Cuaresma. Como manda la naturaleza, las gallinas seguían poniendo huevos, así que cuando acababa la época en la que no se consumían, había excedente de huevos y por  eso el primer día que podían volver a consumir huevos, el Domingo de Resurrección, era tradición regalar los que hasta el momento no se habían podido consumir.

Así fue naciendo la tradición, y fue a partir del siglo XIII cuando la industria chocolatera empieza a vaciar los huevos y rellenarlos de chocolate. Más tarde fueron llegando otras formas de chocolate, algo muy extendido por ejemplo en Cataluña y Valencia, las zonas de España con mayor tradición en la elaboración de figuras de chocolate en esta época del año.

Como se acerca esta fecha, hemos querido mostraros una selección de huevos de Pascua. ¿Os animáis a hacer alguno de ellos en casa? Hay muchísimas formas de decorarlos.

huevos de pascua.jpg

huevos pascua.jpg

 

Imágenes de Pinterest

Los beneficios de cocinar


aprenderacocinar01x.jpg

Cocinar no sólo es una moda, también es una estupenda forma de relajarnos. La prestigiosa publicación “The Wall Street Journal” ha publicado recientemente un reportaje sobre el auge de diversas clínicas de salud mental en Estados Unidos que ayudan a los enfermos de depresión y otras problemas, mediante talleres de cocina.

La clave de este tipo de tratamientos es que no sólo ayuda el hecho de por sí relajante de cocinar, sino que la consecución de un fin, también es en este caso muy gratificante y ayuda a desconectar de todos los problemas.

Esta técnica, conocida como Cooking Therapy no es nueva. Muchas personas sin necesidad de estar enfermas o sufrir de estrés o ansiedad, comprueban diariamente las bondades de encerrarse en la cocina y disfrutar del mero placer de cocinar. Entre los beneficios más notables destaca la reducción del estrés, la mejora de la habilidad de la gestión del tiempo, la mejora del equilibrio y la coordinación, mejora los sistemas de atención, memoria y concentración, y aumenta la autoestima y la satisfacción personal.

Otra de las ventajas de cocinar es que también puede mejorar las habilidades sociales, y es que preparar un menú con los amigos, la pareja o los niños, puede resultar también muy satisfactorio.

¿Te unes a la Cooking Therapy?

Imagen: www.conmuchagula.com

Receta de Pascua: Apple Strudel


Receta de Pascua.  Receta de Apple Strudle con forma de conejito.

Un postre muy típico de la pascua es el Apple Strudel, es menos común en nuestro país pero está riquísimo. ¿Queréis conocer la receta?

Ingredientes

-1 lámina de hojaldre

-3 ó 4 manzanas golden

-2 cucharadas de azúcar moreno molido

-2 caña de canela

-2 cucharadas de canela en polvo

-½ vaso de agua.

-1 huevo.

-Azúcar glas

Elaboración

1. Quitar el corazón de la manzana y pelarla.

2. Verter en un cazo todos los ingredientes y dejar cocer a fuego muy lento durante unos 45-50 minutos.

3. Cortar el hojaldre como más te guste. Rellenar con la manzana.

4. Pintar los laterales con huevo batido y colocar otra capa de hojaldre. Cerrar y presionar bien con los dedos o con un tenedor.

5. Dejar reposar en la nevera una noche entera. Este es mi truco para que el pastel se convierte en delicioso y no en un simple pastel de manzana.

Al dejarlo reposar en la nevera toda la noche el hojaldre una vez horneado queda muy muy crujiente.

6. Antes de hornear a 180º unos 15-20 minutos, pintar con huevo batido.

7. una vez frío espolvorear con azúcar glas.

http://lacocinadeompa-lompa.blogspot.com.es/

Menú de San Valentín.


Sorprender en San Valentín no es una tarea complicada. Existen recetas muy sencillas que quedan perfectas en la mesa y que además, están muy ricas. En la mayoría de los casos, más que el exotismo de los platos a una complicada elaboración, la clave está en la decoración.

De primero os proponemos esta ensalada de pepino, surimi y tomates.

Esta ensalada lleva únicamente pepino, barritas de surimi, tomates cherry, jugo de limón, miel de abeja y ajonjolí negro.

Y para el segundo plato, ¿qué tal un solomillo con queso de cabra y cebolla caramelizada? Para elaborar este sencillo plato necesitas:

  • 2 medallones de solomillo/persona

  • 2 medallones de queso de cabra/persona

  • Cebolla caramelizada

  • Aceite de oliva

  • Sal

 

Lo primero que tenemos que tener preparado de este plato es la cebolla caramelizada, que con diferencia es lo que más tiempo nos va a llevar y necesitamos que esté lista antes que el resto de ingredientes.

Pon una sartén al fuego con un chorrito de aceite y pon los medallones de solomillo, previamente salados, al fuego. Al principio puede resultar difícil pillarle el punto pero en cuanto esté dorado por un lado, das la vuelta hasta que veas que está hecho por el otro. Puedes utilizar un medallón como prueba para ver cuánto tiempo necesitan el resto, aproximadamente.

En cuanto tengas todos los solomillos preparados, cortas unas rodajas de queso de cabra y las pones en la sartén sólo unos segundos, vuelta y vuelta rápidamente para darles un toque de color y un aspecto dorado. Lo colocas encima del medallón de solomillo y lo cubres con un montoncito de cebolla caramelizada.

(Fuente: Sabor Gourmet)

Y para rematar el menú, nada mejor que unas fresas con chocolate. El sabor siempre funciona, la presentación, es cosa tuya, pero esta sin duda nos ha parecido de lo más vistosa.

Receta de tarta de galletas Oreo


Esta tarta es perfecta para cumpleaños o celebraciones infantiles y muy sencilla de hacer. Además no necesitas horno, así que, ¿por qué no probar a hacerla? Si te gustan las galletas Oreo y la tarta de queso, seguro que esta receta es todo una acierto para ti.

Ingredientes

  • 2 paquetes de galletas oreo de 150 gr

  • 200 gr de queso crema de untar

  • 2 cucharadas de mantequilla

  • 200 ml de leche

  • 200 ml de nata líquida espesa (para montar)

  • 120 gr de azúcar

  • 6 hojas de gelatina en polvo o 1 sobre de gelatina neutra (también se puede usar 2 sobres de cuajada)

Separamos con cuidado las galletas de su relleno. Reservamos los rellenos y 10 o 12 galletas (servirán para la cobertura) y ponemos las demás galletas en una picadora, en la Thermomix o simplemente en un mortero. Hay que triturarlas hasta que queden muy molidas. Las mezclamos con la mantequilla derretida. Ponemos la pasta obtenida en el fondo de un molde desmontable prensando bien para que nos sirva de base.

En un cazo al fuego mezclamos la nata con la leche y el azucar y dejamos que se caliente hasta que casi alcance el punto de ebullición (no debe llegar a hervir).

Hidratamos la gelatina en agua al menos 10 min. Si es en polvo la diluimos en medio vasito de agua. Ponemos en el vaso de la batidora el queso, añadimos la gelatina, el relleno que hemos quitado a las galletas y la mezcla de leche y nata, y batimos para que espume un poco la crema y se mezcle bien.

Con mucho cuidado ponemos esta mezcla sobre la base de oreo sin que se nos levante (vierte sobre una cuchara para que amortigüe el llenado). Llevamos a la nevera una hora para que se vaya cuajando el relleno. Sacamos y cubrimos con el resto de galletas reservadas también trituradas pero con textura más gruesa. Si quieres vuelve a mezclar con mantequilla o con un hilo de sirope de chocolate para que ligue un poquito la mezcla. Cubrimos la tarta como en la foto y volvemos a poner la tarta en la nevera hasta el momento de servir.

Receta: divinacocina.es

Cocina Tailandesa. Salteado de ternera con brócoli


Hacer platos nuevos en la cocina es una experiencia muy gratificante, por eso hoy os proponemos poneros manos a la obra para hacer una receta típica de la gastronomía de Thailandia. Además, el plato tiene como uno de los ingredientes principales una verdura de temporada con muchas propiedades: el brócoli. El plato de hoy es Salteado de Ternera con Brócoli, eso sí, al estilo Thai.

Ingredientes:

  • 250 g. de ternera
  • 200 g. de brócoli ó uno pequeño
  • 2 dientes de ajo
  • 1 zanahoria
  • 1 cebolla
  • 1 cucharada de sal de soja
  • 2 cucharadas de salsa de ostras ( OPCIONAL )
  • 2 cucharadas de aceite vegetal
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 1/2 cucharadita de azúcar

Preparación:

  1. Cortamos los ajos en láminas, la cebolla en dados, pelamos la zanahoria y la cortamos en bastoncitos y separamos el brócoli en arbolitos.
  2. Cortamos la carne en trocitos finos.
  3. En una olla ponemos agua a hervir.
  4. En una sartén freímos un poco los ajos y a continuación añadimos la carne.
  5. Cuando la carne empiece a cambiar de color ponemos el brócoli y la zanahoria en el agua hirviendo durante 30 segundos.
  6. Seguidamente lo pasamos a la sartén , añadimos la cebolla, la sal, el azúcar, la salsa de soja, la salsa de ostras y salteamos todo bien. Y el salteado ya está listo para poner en el plato.

Fuente: www.cocinathai.com

Nevaditos con aceite de oliva


 

Muy pocas personas son capaces de resistirse a los deliciosos dulces que se preparan por Navidad, y los nevaditos se encuentran entre los más conocidos y demandados estos días. Lo cierto es que un abuso de dulces también puede resultar contraproducente para nuestra salud, así que nos ha parecido muy buena idea compartir con vosotros esta receta de nevaditos con aceite de oliva, que sustituye a la manteca, por lo que resultan más saludables e igual de buenos.

 

Ingredientes:

  • 500g de harina

  • 250ml de aceite de oliva

  • 75ml de anís seco

  • 25ml de vino blanco

  • 1/4 de cucharadita de canela en polvo

  • Corteza de limón y naranja

  • Azúcar glass para rebozar

Preparación:

En primer lugar ponemos la harina en un bol que aguante el calor y vertemos el aceite en un cazo con un trozo de piel de limón y otro de naranja. Calentamos al fuego hasta que veamos que las pieles empiezan a dorarse y con mucho cuidado, vertemos el aceite caliente sobre la harina,removiendo con una cuchara de madera para que la harina se escalde por igual.

Después añadimos el aceite, el anís, el vino y la canela, y mezclamos bien pero sin amasar mucho. Dejamos reposar al menos una hora (mejor si es toda la noche) y pasado este tiempo, es momento de meterlos en el horno. Se calienta a 180º, extendemos la masa  con un grosor de unos 2 centímetros y cortamos unos círculos con un cortapastas redondo pequeño y los ponemos en la placa de horno.

Es necesario hornearlos durante unos 30 minutos hasta que empiecen a dorarse. Después los sacamos del horno y cuando estén templados los rebozamos en abundante azúcar glass.

 

Imagen: hechoenlapropiete.blogspot.com.es

Bombones de queso de cabra y mermelada de vino


Cuando hemos visto esta receta hemos sentido la necesidad de probarla, compartirla y difundirla porque realmente tiene una pinta estupenda. Son bombones de queso de cabra y mermelada de vino, una receta extraída de la web www.mamapapillon.com, elaborada además con un endulzante bajo en calorías. Sin duda una propuesta más que interesante para incluirla en el menú de Navidad. A continuación os copiamos la receta del post original, sin modificaciones, tal y como mandan los derechos de autor. :)

Allá va:

Mermelada de vino tinto:

  • 400 ml vino tinto

  • 100 gr endulzante Truvia o Stevia

  • 13 gr preparado en polvo para cobertura de tartas (gelificante)

Bombón de queso:

  • 200 gr queso cabra o un rulo individual pequeño

  • 60 gr crocanti de almendra

  • Mermelada de vino

Preparación:

Mermelada de vino tinto:

  1. Ponemos en un cazo el vino y lo ponemos a fuego medio.

  2. Mientras el vino coge temperatura, mezclamos en un recipiente los 100 gr de Stevia o endulzante Truvia con los 13 gr del preparado en polvo para cobertura de tartas*.

  3. Antes de que el vino comience a hervir, incorporamos la mezcla anterior y removemos de forma constante hasta que hierva. Veréis como espesa rápidamente. Retirar del fuego.

  4. Metemos la mermelada en tarros de cristal (yo utilicé dos pequeños) y la dejamos enfriar. Os recomiendo que la conservéis en la nevera.

* El preparado en polvo para cobertura de tartas lo uso como espesante-gelificante para que la mermelada tenga la textura correcta. He probado con gelatinas y otros gelificantes pero el resultado no es el mismo. Si utilizáis la misma marca que yo (Belbake, LIDL), veréis que el paquete es de 12 gr, y necesitáis 13 gr. Ese gramo de diferencia es equivalente a una cucharadita rasa de postre, por lo que necesitareis dos sobres del preparado.

Bombón de queso de cabra:

  1. Primero hay que eliminar la corteza dura del queso de cabra, sin quitar la capa cremosa que hay justo debajo.

  2. Deshacéis los 200 gr de queso en un recipiente y lo trabajáis bien hasta conseguir una masa homogénea de queso.

  3. Cogéis unos 12 gr de queso y le dais forma redonda, hasta que quede una bola bien compacta.

  4. Llenáis una manga pastelera con la mermelada de vino.

  5. Con ayuda de un palillo de cocina o similar, haces un agujero en la bola de queso y lo rellenáis con la mermelada. Para tapar el pequeño agujero por donde hemos rellenado la bola, colocamos un poco de la masa de queso y, de nuevo, le dais la forma redondeada.

  6. Finalmente pasáis la bola de queso por el crocanti de almendra.

  7. Conservar en la nevera hasta la hora de servir para que los “bombones de queso” tenga una consistencia más sólida. ¡Listo!

Notas:

  • El vino tinto puede ser el que más os guste, si es afrutado mejor.

  • El endulzante Truvia que utilicé es tipo “azucar, pero también lo podéis encontrar en otros formatos en el supermercado.

  • El preparado en polvo para cobertura de tartas que utilicé para espesar la mermelada es de la marca Belbake, de LIDL. No sé si el de otras marcas lleva la misma composición (almidón, gelificante, acidulante), pero me imagino que también os pueda servir.

  • Tanto el queso de cabra como el crocanti de almendra los compre en Mercadona. Por supuesto, podéis sustituir el crocanti por pistachos o cualquier otro fruto seco que os guste.